HERRAMIENTAS DE COMUNICACIÓN ONLINE

Sesión de Sergio D’Antonio Maceiras

En busca de un nuevo negocio después de la crisis de las punto-com, la versión 2.0 de Internet cambió su modelo de una red de comunicación enfocada a los contenidos, a otro donde las plataformas de servicios son el actor principal. La socialización de Internet es en realidad el descubrimiento del potencial económico de las interacciones sociales mediadas por la red, descubrimiento que posibilitó su expansión y ubicuidad. El contenido ahora es suministrado por los usuarios que se han convertido en el auténtico producto.

El usuario genera la información con la que se comercializa y a partir de la cual se diseñan campañas, se elaboran gustos y se dirigen las tendencias. Las relaciones personales mediadas por la web se ven atravesadas por un entramado de intereses comerciales.

Todas las plataformas nos animan a utilizarlas y a volcar nuestra información personal, por ejemplo dándonos una mayor capacidad de almacenamiento de manera gratuita (lo que hasta hace poco era un recurso a administrar con cuidado). Las personas y lo social son el producto. El control de nuestra conducta por terceros es sistemático, llegando más allá de los propósitos comerciales que ya conocemos (ver Wikileaks).

El concepto ontológico detrás de esta estructura socializada de Internet es que la realidad se puede reducir a datos. Definimos lo social haciendo algoritmos que correlacionan datos. Este nuevo contexto al final resulta generador de sentido. La red reduce el mundo a un número de correlaciones controladas por algoritmos. Vive de la ilusión de que las personas se pueden reducir a perfiles construidos a base de correlaciones numéricas. Este tipo de cuestiones y prácticas se han naturalizado y cada vez se problematizan menos. Es pertinente por lo tanto distinguir entre La socializad de la red y lo social real:

Lo social real es algo indeterminado. Es un proceso y no un producto. Implica innovación e imprevisibilidad. La diferencia de categoría es muy importante porque hablamos de cosas completamente distintas: Un producto se puede diseñar, pero un proceso puede dar lugar a productos inesperados. La estructura en la que nos movamos debe ser tal, que permita la posibilidad de generar by products (1), resultados innovadores e imprevisibles. Los by products son consecuencia de un entorno y una estructura abierta, un ecosistema en el que se pueden crear diferentes productos con distintos propósitos. Actualmente Internet no es ese medio. Nos es imposible apropiarnos de muchas de los instrumentos que utilizamos en nuestra interacción con los demás:

Facebook no es una herramienta para comunicarnos, es un servicio ofrecido por una empresa privada que prioriza sus beneficios. Está diseñado con una única función y no es posible utilizarlo para otra cosa o de la manera que nos gustaría. ¿Por qué los perfiles personales no son portables? ¿por qué no son trasladables entre plataformas? Cada empresa intenta obtener de sus usuarios la mayor cantidad de información para venderla a sus clientes. Cada una es celosa de sus algoritmos y de la información de los usuarios con la que comercializa.

El ámbito de la socialización debe ser una estructura con un código tal, que sea posible para la gente estudiarlo y modificarlo apropiándose de él. Como Facebook, La mayoría de las aplicaciones que utilizamos no son más que un servicio y no una herramienta.

El problema no es la falta de herramientas libres, sino la dificultad que tienen esas herramientas para penetrar en la sociedad. El espacio social en el que se ubican las herramientas libres no las hace de gran aceptación. No es una cuestión técnica. Estamos socialmente predispuestos hacia unas soluciones más que a otras. Nos educan para que compremos soluciones fáciles. Tampoco nos enseñan a programar ni lo hacemos por nuestra cuenta. El software privativo acapara buena parte de la red, y todo en este ámbito comercial confabula para que no utilicemos herramientas libres, por ejemplo Google prohíbe los servidores caseros, los que puede hacerse cualquiera para tener su propio correo electrónico. Tenemos que ser capaces de problematizar las herramientas que se ponen a nuestra disposición ya que hay una cuestión ética en el trasfondo.

La posibilidad de empoderamiento puede ser una guía para discriminar entre herramientas y servicios. Una herramienta permitirá que la usemos para distintas cosas, desplegar nuestras capacidades y, en definitiva, hacerla propia.

Aunque alguna vez nos pareció que el ascenso de la “sociedad en red” serviría para que los individuos se organizasen y pudieran socavar los métodos tradicionales de control social y cultural, ahora parece claro que la comunicación digital en red no tiene porqué servir para liberarnos sino más bien todo lo contrario. Efectivamente, la red es la mediadora y la posibilitadota de esta nueva comunicación de conocimiento. De cómo concibamos la arquitectura de la red dependerán las formas de regular todo ese flujo de información y con él, los modelos de interacción entre personas y la configuración de la sociedad. La libertad está en la estructura, en el nivel lógico de los instrumentos que utilizamos para interactuar y relacionarnos en la red.

1. https://en.wikipedia.org/wiki/By-product

https://en.wikipedia.org/wiki/By-product

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s