REUTILIZACIÓN DE LA INFORMACIÓN: ACCIONES MICROPOLÍTICAS EN INTERNET

La sociedad siempre ha sido “sociedad de la información”. Todo en la sociedad queda determinado en función de cómo se ordena y gestiona el flujo de conocimiento. Las circunstancias tecnológicas hacen posible por primera vez una nueva forma de controlar y gestionar ese flujo, dando lugar a un nuevo modo de producción: la producción social. Un sistema que implica que el conocimiento sea patrimonio de todos y todos sean creadores.

El open data es la fuente de energía de la producción social. Se intenta poner trabas a ese flujo de energía para continuar con un modelo de producción donde el conocimiento está centralizado y su acceso restringido. Este modelo institucional-industrial de producir tenía sentido cuando la información era difícil de almacenar y transportar, cuando era papel en lugar de listas de ceros y unos infinitamente replicables. La nueva tecnología ha cambiado esa situación haciendo completamente irracional todo el sistema. La cooperación y la producción social es más racional y más eficiente dadas las actuales circunstancias tecnológicas.

Internet ha hecho que muchas tecnologías y procesos queden obsoletos. La forma de producción social basada en la colaboración hace posible innovaciones que una corporación nunca hubiera logrado. Es el caso de Magic Lantern, una comunidad de programadores que han conseguido desarrollar un software ejecutable en las cámaras hdslr (cámaras réflex digitales) de la marca Canon, el mayor fabricante de dispositivos fotográficos del mundo. El software de Magic Lantern consigue una calidad de imagen y prestaciones para el usuario superiores a las que ofrece el propio fabricante. La estructura de Magic Lantern es una innovación organizativa desde el punto de vista del paradigma institucional-industrial y es la prueba de que la creatividad y la innovación, ni es patrimonio exclusivo, ni queda protegido, ni es únicamente posible con la existencia de leyes de propiedad intelectual: Es una falacia identificar creatividad con propiedad intelectual. Magic Lantern es un modelo de producción intelectual sostenible a partir de modelos colaborativos no ligados a la propiedad sobre la obra.

La nueva tecnología vuelve ilógicas ciertas cuestiones jurídicas como lo hizo la invención de los aviones con el derecho de propiedad del suelo: uno de los tipos de accesiones es la apropiación de elementos unidos al suelo. La propiedad del suelo trae consigo la propiedad de lo que esta encima y de lo que esta debajo. El propietario tiene el derecho de oponerse a toda usurpación de lo que esta encima de su terreno que provenga de terceros. Todo esto tiene perfecto sentido cuando de lo que se trata es de poder exigir a un vecino que corte las ramas de los árboles que rebasen sobre la propiedad, impedirle construir en desplomo o pasar líneas, cables… La invención del avión pone en cuestión esta norma. La nueva tecnología necesita de nuevas reglas. Es el derecho a la propiedad intelectual la que queda en cuestión en el nuevo panorama. Muchos de los vídeos hechos a partir de manipulaciones de vídeo o música que vemos en Youtube (reutilización de la información en sentido literal) son simplemente moda, pero también son un síntoma del imparable avance de la producción social (1). Además, cuando hablamos de contenidos digitales, el derecho a la propiedad intelectual entra en conflicto con otros derechos jerárquicamente superiores como la libertad de expresión y el derecho a la información: ni más ni menos que derechos fundamentales de la democracia.

Imagen

La forma industrial-institucional de conocimiento y de producción intenta poner trabas legales y de todo tipo (telecoms, patentes) a modo de parapeto para que todo siga igual. Todavía hay quien piensa que se puede evitar que la gente haga copias de listas de unos y ceros como si se pudiera derogar la ley de la gravedad.

“La economía industrial de la información quiere seguir haciendo lo que hace: tener el control y el monopolio de ese conocimiento dejándonos en un lugar pasivo a la hora de crear cultura e información”. (2)

No se pueden seguir haciendo analogías con la época en que las posibilidades eran otras. No hay mapas. Tenemos que inventarnos las reglas para este nuevo lugar. Las vallas tenían sentido en el antiguo territorio pero quizá no sirven en este. Dejando a parte las cuestiones éticas sobre el porqué un sistema es mejor que otro, la producción social es simplemente la manera más eficiente de desarrollar cosas.

Esto en cuanto al control de la capa de contenidos (3), ¿pero qué pasa con las otras capas del procomún digital?

“Pese a que alguna vez pareció obvio declarar el ascenso de una “sociedad en red” en la que los individuos se organizarían, se harían fuertes y socavarían los métodos tradicionales de control social y cultural, hoy parece claro que la comunicación digital en red no tiene porqué servir a esos fines de liberación” (4). Efectivamente, la red es la mediadora y la posibilitadota de esta nueva comunicación de conocimiento. De cómo concibamos la arquitectura de la red dependerán las formas de regular todo ese flujo de información y con él, los modelos de interacción entre personas y la configuración de la sociedad.

Prefiero pensarlo utilizando la analogía directa entre el procomún digital y el urbano: podemos entender la ciudad como protocolo de comunicación. Se puede decir que el diseño de la ciudad es como el nivel lógico del procomún digital: Las tiendas están en un lugar concreto de la ciudad, las paradas de autobús en otro, otros servicios en otros, etc. La fisonomía y el orden de la ciudad establece la manera en que es posible la interrelación entre las personas.

El mercado (con la connivencia del estamento político, sobre todo durante este último ciclo económico basado en la construcción) impone una regulación y un diseño concreto a ese protocolo, escribe el código con el que nos relacionamos condicionando de este modo la vida de la gente.

El código fuente de la ciudad debe ser abierto, accesible y manipulable. Los ciudadanos deben tener mayor peso decisional sobre ese diseño. La cultura libre es la única forma de regenerar democráticamente la construcción de la ciudad. La ciudad debe ser un producto social creado a partir de las interacciones e implementaciones de sus habitantes (Jane Jacobs) y no a partir de una decisión institucional desde arriba.

Proliferan acciones como la reciente declaración de independencia de un pequeño país en la M-40, el Estado Soberano de Hautôvia. Además de una reivindicación urbanística, Hautôvia es un hackeo al código de la ciudad (hacker en su acepción creativa) un hackeo a su capa lógica. Hautôvia es la apropiación de un espacio donde las normas de la institución no pueden aplicarse. Una acción que pretende ir más allá de la difusión y aplicarse en el mundo “AFK”. Una acción micropolítica digital llevada al urbanismo.

Imagen

 -1. –  Daft Punk. One More Time : Sampled Recreation Rundown. http://www.youtube.com/watch?v=9sdtOpE_3aQ  Un aficionado desvela como el grupo Daft Punk crea su éxito One More Time apropiándose de temas de otros autores.

       – Sweet Brown. Original news report and autotune remix. http://www.youtube.com/watch?v=Nh7UgAprdp Un aficionado convierte la emisión de un noticiario en un videoclip de fama mundial.

-2.  Yochai Benkler: The new open-source economics http://www.ted.com/talks/yochai_benkler_on_the_new_open_source_economics.html

-3. Yochai Benkler, (2003). “La economía política del procomún” http://biblioweb.sindominio.net/telematica/yochai.html

-4. Siva Vaidhyanathan “remote control, the rise of Electronic Cultural Policy” (cit. Lessig. 2009)

-5. Hautôvia http://ccaa.elpais.com/ccaa/2013/07/22/madrid/1374510146_500143.html

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s