La idea es que esté disponible

Amparo Lasén

El objetivo principal de mi proyecto  es la creación  de un prototipo de una plataforma digital que logré reposicionar y redistribuir la revista Artes Visuales que en su momento fue concebida como un espacio de creaciones y crítica e investigación en torno al arte en Latinoamérica. Esta publicación trimestral fue editada de 1973 a 1982 por el Museo de Arte Moderno de la Ciudad de México. En total se publicaron 30 números que engloban 281 artículos de 154 autores, 37 obras exprofeso o registros de las mismas.

En cuanto, la relación de mi proyecto con los conceptos expuestos durante el seminario la correspondencia es la siguiente:

Agencia Compartida-. La difusión, distribución y acceso al patrimonio documental se marca como una tendencia a nivel internacional.  La Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) , organismo dedicado a promover y recomendar iniciativas encaminadas a la preservación y conservación del patrimonio cultural. En el año 2002 creo el Programa “Memoria del Mundo”[1] cuyo objetivo es contribuir a crear conciencia sobre la importancia del patrimonio documental, la necesidad de preservarlo y el fomento del uso de las nuevas tecnologías entre las instituciones que resguardan colecciones de acervos impresos para aumentar el acceso al patrimonio.

En su momento el Estado mexicano se suscribió a este programa y actualmente a recomendado 10 proyectos para se suscritos correspondientes a códices  y colecciones bibliográficas del siglo XVI al siglo IXX.

 ¿Por qué no hay documentos del siglo veinte?

En México la Ley de Derechos de Autor establece que de manera exclusiva la explotación de  una obra intelectual será hasta 100 años después de la muerte del último de los autores; posteriormente pasará a formar parte del dominio público pudiendo cualquier persona explotar la obra.  Por lo tanto, la difusión o distribución de publicaciones correspondientes al siglo XX conlleva grandes esfuerzos y acciones, que no siempre pueden cubrir,  en cuanto a la gestión y pago de Derechos de Autor por parte de las instituciones que salvaguardan el patrimonio documental.

Si bien México se suscribió al Programa “Memoria del Mundo” en el año 2002 hasta ahora no se ha implementado ningún tipo de propuesta, en los dos periodos presidenciales transcurridos,  para implementar las recomendaciones de la UNESCO en la política cultural. El actual gobierno señaló, a finales del 2012, los campos de acción en materia cultura;  en una entrevista de Rafael Tovar y de Teresa, Presidente del Consejo para la Cultura y las Artes[2], indicó: “Frente a estos retos, en los que se pueden tener formas renovadas de acción, hay que reconocer cuatro proyectos estratégicos: uno, la necesidad de dar una dimensión social al trabajo cultural; dos, reconocer las herramientas que nos puedan ayudar a cumplir esos objetivos; tres, utilizar de manera plena la infraestructura para desarrollar una vida cultural intensa, aprovechando al máximo el capital que tenemos, sobre todo el humano; y cuatro, proyectar la imagen de México en el exterior de manera más positiva.”[3]

Por lo anterior, puedo concluirque entre las acciones de las políticas culturales proyectadas para esté periodo de gobierno (2012-2018) no están contempladas la distribución y acceso a acervos documentales por medios digitales. Por lo que las solicitudes y propuestas por parte de los ciudadanos para la distribución y difusión de estos acervos es fundamental.

Remediación-. El entorno tecnológico da la posibilidad de la inmediatez y reanudación de la distribución y  disposición de la revista a un gran número de lectores ya que se puede poner al alcance de un colectivo determinado. La edición original de la publicación Artes Visuales tenía un tiraje de alrededor de 5 mil ejemplares y se repartía en el circuito de museos del Instituto Nacional de Bellas Artes[4]  que se encuentra, básicamente, en la Ciudad de México; es decir de los 32 estados que conforman la República Mexicana sólo uno contó con la distribución de la revista. La reproducción masiva que puede lograr la digitalización de la publicación lograría redituar y legitimar a varios investigadores y críticos de arte moderno y contemporáneo latinoamericano cuya obra intelectual ha sido poco difundida y aprovechada por nuevas generaciones.

La  posibilidad de recurrir a los medios pasados como contenidos de los nuevos medios remedian la distancia y la inmediatez  de consulta de cualquier lector, además, favorecen  a quitar los candados de consulta ya que actualmente es prácticamente imposible acceder a los contenidos de esta revista debido a que  por su naturaleza se considera parte del material a resguardar y su consulta requiere de una solicitud de cita por escrito pues la colección con la que cuenta el museo es la única conocida hasta el momento.

De la idea a la práctica

Un ejemplo de remediación de publicaciones impresas ya consideradas patrimonio es la revista Radical Software.

Radical Software era una publicación que fue editada de 1970 a 1974 en Nueva York  y se especializaba en tecnología, vídeo y televisión. Fue fundada por Phyllis Gershuny y Beryl Konot, se editaron 6 números con dos volúmenes cada uno y el tiraje de cada número era de 2000 copias. Desde el principio se notó un claro compromiso por lograr que la revista llegará a un gran número de lectores, los autores de los artículos rechazaban la marca del Copyright, la marca estándar de Derechos de Autor, en su lugar colocaban un circulo con una x en su interior para permitir la copia y distribución de la publicación por cualquier lector.

Gracias a la aportación económica del San francisco Museum of Modern Art y The Daniel Langlois Foundation of Montreal y el trabajo de un gran equipo se logró la digitalización de las 690 páginas que conforman los números de la revista y la distribución y descarga en formato PDF de sus contenidos en un sitio web .

Imagen


[2] Consejo Nacional para la Cultura y las Artes (Conaculta) fue creado con el fin de coordinar las políticas, organismos y dependencias tanto de carácter cultural como artístico. Asimismo, tiene labores de promoción, apoyo y patrocinio de los eventos que propicien el arte y la cultura.  http://www.conaculta.gob.mx/

[3]Mateos Vega, Mónica (2013). “Rafael Tovar se manifiesta por dar una dimensión social al trabajo cultural” en La Jornada. 11 de diciembre de 2013. Cultura [En línea]. Disponible en: http://www.jornada.unam.mx/2013/12/11/cultura/a05n1cul

[4] institución de México dedicada a la difusión de actividades artísticas y culturales que se realizan a nivel nacional, incluyendo el ámbito educativo. http://www.bellasartes.gob.mx/

 

 

Advertisements

One thought on “La idea es que esté disponible

  1. Los casos que describes son muy interesantes y consitutyen un ejemplo claro de remediación y también de agencia compartida, pero en tu post no explicas como es o sería esta agencia, qué es lo que facilita y que es lo dificulta la digitalización, como se articulan los distintos agentes (humanos, no humanos, institucionales, colectivos), cómo la remediación digital resitúa y reposiciona a la publicación y a su lectura. No se trata de responder de manera exhaustiva a estas cuestiones en este estadio de tu investigación, pero si que podrías quizás ir un poco más allá a la hora de pensar tu proyecto a traves de estas nociones

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s