Comentario sobre Stallman: Entre la informática y la democracia

Podría parecer un algoritmo andante. Richard Stallman es capaz de repetir sus intervenciones públicas con una precisión casi matemática, sin embargo, escucharle en directo no tiene desperdicio. Más cuando se trata de una persona que es historia viva. Nos gusten o no sus planteamientos y aportaciones al conocimiento, su discurso, básico, es revolucionario ¿Por qué  hablar de que ejecutar,  acceder al código, copiarlo, modificarlo y distribuirlo de manera libre significa hablar de libertades fundamentales y del desarrollo básico de la democracia?  Hay toda una filosofía detrás, y hablar de filosofía es hablar de palabras mayores: ideas, valores, principios, moralidad, ética… aquí sólo añado un pequeño comentario a esta cuestión.

Si ser libre pasa por una cuestión técnica, nos encontramos con que Stallman está resolviendo  un gran dilema ético a  través del uso y desarrollo de software libre.  Invita a todas las personas al desarrollo y la práctica de la inteligencia con “aire juguetón”, a potenciar la autonomía individual y a capacitarse para controlar nuestra vida y decidir cómo cooperar con nuestro entorno.  Hablamos de usar software libre pero podríamos estar hablando de  practicar democracia y de empoderamiento ciudadano a través de la práctica y el ejercicio de derechos fundamentales a través de la tecnología, como forma de enfrentar la tiranía de gobiernos mafia que hoy en día cooptan la voluntad popular.  Para Stallman es primordial que cada persona se implique e  implemente software libre en sus computadores y usar y practicar la informática  desde lugares seguros que no sometan al usuario al “yugo de lo privativo”.  Asegura que si no podemos ejecutar programas a nuestro antojo , acceder al código, copiarlo y distribuirlo libremente estamos interponiendo barreras  a la libre circulación de conocimiento y, como decimos, al libre ejercicio de derechos básicos. De lo contrario, asegura Stallman, se rompe la solidaridad y la cooperación necesaria para mantener un tejido social fuerte y, sobre todo, justo.

Y es que, podemos hacer muchas analogías entre lo que significa usar software libre y practicar democracia. Para desarrollar democracia, como para desarrollar software libre, es imprescindible que el ciudadano tome cartas en el asunto, agarre el toro por los cuernos y participe en la toma de decisiones, ya construyendo nuevos espacios de encuentro o revitalizando mecanismos que permitan la transformación social hacia un sistema profundamente más democrático o al menos, un sistema capaz de aglutinar las voluntades de quienes participan,  reduciendo las desigualdades sociales, políticas y económicas. Es decir, si el uso del software libre te permite tener control sobre tu libertad, usar/practicar democracia también permite poner en valor tu individualidad a través de la interacción con los otros, cooperando con tu comunidad y, por tanto, mediante la solidaridad social. Igual, si no posible el control el software si no se puede compartir con los demás en aras de mejorarlo, pues para desarrollar democracia también es necesaria la colaboración y participación de todos. Está en nuestras manos, poder compartir, copiar, estudiar el trabajo de otros , distribuirlo y participar en la construcción del código, y también está en nuestra manos construir, modificar, mejorar la democracia. Y es que en ese sentido, para obtener más democracia, se necesita implicación en los asuntos comunes, práctica de derechos y (deberes). Por tanto si usar software libre permite disfrutar de la libertad,  practicar democracia permite el desarrollo de una ciudadanía libre.

No obstante, para dar pasos en estas direcciones:  la del control de la informática y de la ciudadanía, hay que iniciar un camino instituyente y ahí la administración pública juega un papel fundamental, ya para construir software libre o ya para democratizar nuestras sociedades pues las mejores instituciones serán aquellas que promuevan una forma de vida  en la que la ciudadanía pueda enriquecer las esferas públicas a través del control y uso de sus derechos y libertades. De ahí, quizás la necesidad de que la administración migre y fomente el desarrollo de software libre.

Al igual que la propaganda y el poder de extensión de sus proveedores ha conseguido  difusión del software privativo que permite hablar de la colonización digital por parte del software privativo, también podemos hablar de colonización empresarial o de la economía  la democracia. La falta de ética de Microsoft, i-Things, Machistosh, Kindle a la hora de manipular y actuar sobre nuestros datos y formas de  uso es asimilable a la falta de moralidad de nuestros gobernantes y su supeditación a intereses económicos a la hora de desarrollar planes políticos.  Sin duda, queda un largo camino por recorrer y Richard Stallman ha contribuído a su apertura, lo que le convierte en un hombre excepcional que, en definitiva, defiende la libertad con determinación y lo hace defendiéndose, a través de resistencia y rebeldía.

 Introducción al software libre, por Jesús M. González Barahona, Joaquín Seoane y Gregorio
Robles

Softawore libre para una sociedad libre, Richard Stallman http://www.gnu.org/philosophy/fsfs/free_software.es.pdf

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s