Actitud cívica de la CTS

Sesión Andoni Alonso

A lo largo de la Historia venimos debatiendo sobre cómo la ciencia y la tecnología describen, explican, predicen y contribuyen al control de la naturaleza o generan cambios en las relaciones sociales,  políticas y económicas. Hoy, en parte, ante la reciente aparición de las tecnologías de la comunicación y la información (TICs) nos encontramos en un periodo inicial de reflexión e indagación intelectual sobre el papel que estas herramientas juegan en la sociedad y sobre cómo interactúan con el individuo. Y, de nuevo, no encontramos apelando a la filosofía y a autores de todos los tiempos para dar con la respuesta a los interrogantes que la técnica despierta en el hombre desde su aparición. Y es que, es fundamental pensar sobre ello y pasar como se indica en la Carta al Homo Cibernéticus de  la inconsciente ineficiencia a la madurez reflexiva en el ámbito de Ciencia Tecnología y Sociedad (CTS) y para ello se necesita, quizás en primer lugar, de  la participación de los científicos y los estudiosos en esta área en aras de despertar en el resto de actores sociales una visión crítica que genere la transformación responsable de las instituciones con el objetivo de contribuir a un desarrollo digno de la tecnología que favorezca el bien común.

Más allá de la deriva futurista, de la especulación y las fantasías que se despiertan al hablar de tecnología y evolución social y,  teniendo en cuenta que siempre habrá una parte del desarrollo que quedará fuera de nuestro control,  se entiende que el futuro no está escrito y que hoy caminamos sin mapa en un mundo que  se presenta como un laboratorio que evoluciona mediante ensayo-error. Sin embargo, no todos los ensayos “exitosos” estén llamados a triunfar.  En este sentido, no sólo los estudiosos en CTS si no también  el Estado y quienes ostentan el poder económico, político, militar o mediático, entre otros, juegan un gran papel a la hora de favorecer el desarrollo tecnológico y su influencia en la sociedad. Sin ir más lejos, si hablamos de inversión en tecnología o ciencia, no podemos dejar de lado la influencia de quienes toman las decisiones a la hora de fomentar usos, desarrollos o investigaciones tecnológicas: ¿Qué pasaría si toda la inversión y desarrollo de conocimiento dirigido a desarrollar e investigar en “tecnologías para la guerra” se dedicará a la expansión de  desarrollarán “tecnologías para la paz”? Y es que, no se puede obviar que tecnología y pensamiento están íntimamente relacionados. En esa toma de decisiones quizás está la clave en la que indagar los porqués del desarrollo actual  de nuestras sociedades y los valores en los que se sustentan pues, detrás de cada decisión está el pensamiento, la ideología y los intereses de quienes la toman. Y quizás es en ese punto donde la CTS ha de incidir: en el de conseguir que sea un mayor número de personas el que participe en esa toma consciente de decisiones en relación al desarrollo y uso de la tecnología.

Si retomamos la idea de M.Heidegger y consideramos que la técnica es una potencialidad, un recurso que puede ser utilizado para mejorar el mundo y, por ejemplo, contribuir a una mejora en la redistribución de riqueza, derechos humanos, o en definitiva contribuir a la expansión de la justicia social ¿Por qué no exigirlo?  En concreto, si nos centramos en las TICs a la hora de hablar tecnología y sociedad y  su relación con la expansión de la democracia o  la redistribución del poder, encontramos ríos de tinta en papel académico que apelan a las posibilidades de la tecnología en estos terrenos. Muchas de estas posibilidades quizás hoy sean muy remotas, pero no imposibles de alcanzar ya que al hablar de estas cuestiones no podemos obviar la brecha digital, la pobreza o la falta de regulación y el vacío legal que existe en relación  al uso y acceso a las TICs, cuestiones en las que los teóricos y estudiosos de CTS no pueden pasar desapercibidas. En este sentido, creo que si los estudios sociales sobre ciencia, tecnología, y sociedad  tratan de cómo los valores sociales, políticos, y culturales, afectan a la investigación científica y a la innovación tecnológica, y de cómo éstas, al mismo tiempo, afectan a la sociedad, a la política y a la cultura,  los estudiosos deberían tomar una actitud activista y tomar un papel responsable  e implicar a la comunidad científica, así como a los actores sociales, políticos económicos ante  la necesidad de extender el debate en torno a la CTS  al resto de la sociedad y así, retomar la moral, ética y deontología que se presume a la comunidad científica, como valores imprescindibles en los que deben educarse todos los ciudadanos, incluidos los investigadores para conseguir así un verdadero cambio:  el compromiso científico, político y social para un uso y desarrollo  digno y responsable de las tecnologías dirigido a facilitar la habitabilidad de un mundo complejo, al menos comenzar reivindicándolo y sobretodo, pensándolo y actuando en consecuencia.

Cuestión de principios

En definitiva, el desigual desarrollo tecnológico en el mundo y las aberrantes diferencias, por ejemplo, entre norte-sur, sólo podrán revertirse mediante la presión no sólo de los estudiosos de la CTS sino junto a los movimientos sociales y el conjunto de la ciudadanía de las sociedades en general.  Quizás la generalización de prácticas políticas a través de las TICs puede construir un camino en esa dirección para ampliar contextos en los que se exija a los Estados que tomen medidas encaminadas a paliar los efectos negativos del desarrollo tecnológico y se tome conciencia de la necesidad de primar valores y principios ligados a la ética, la democracia, la libertad y la justicia social a la hora de poner en marcha planes y políticas de desarrollo en este sentido. Sin duda, las TICs jugarán un papel fundamental en este contexto. ¿Podrá ser la generalización de la (hiper)política una práctica liberadora?  Quizás solo mediante su uso y práctica lo veamos.

-Alonso, Andoni y Arzoz, Iñaki. Carta al Homo Ciberneticus.
– Winner, Langdon. Do Artifacts Have Politics?

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s